Wanda Torres Presenta Algunas Ideas Básicas de Decoración

This slideshow requires JavaScript.

Los elementos básicos de la decoración son la línea, el plano, el volumen y la forma.  La planificación de estos elementos básicos con el color, la textura, el patrón y la luz es el trabajo del diseñador o decorador de interiores.  Una decoración puede ser elegante y tradicional logrando simetría, combinando elementos en números pares del mismo color y proporción.

Si se quiere lograr un estilo de decoración más casual, combinamos elementos asimétricos en números impares para lograr una decoración más dinámica, siempre tomando en cuenta la escala y el balance total de los elementos en esta decoración.

El color es uno de los elementos más poderoso en una decoración.  A través del color podemos transformar un espacio y cambiar totalmente su atmosfera.  No tan solo el color crea ambientes, la luz juega un papel sumamente importante.  El color es una propiedad física de la luz.

Cada color es diferente a otro por la longitud de onda de luz que emite.  El rojo emite la onda más larga en el espectro visible, mientras que el violeta emite la onda más corta.  Cuando todos los colores de la luz se presentan en cantidades iguales se percibe el color blanco.  Por el contrario, cuando todos  los colores se encuentran presente en cantidades iguales no percibimos color, o percibimos el color negro.

El ojo humano y el cerebro perciben variaciones de ondas de luz que nos dan la sensación del color.  Podemos cambiar cualquier color manejando la luz que lo afecta.  El color de un objeto se percibe por el color de la luz que este objeto absorbe y la cantidad de luz que se refleja a nuestra vista.  Los colores primarios de la luz son rojos, verdes y azules.

En varias combinaciones y cantidades, estos tres colores pueden crear otros colores.  Estos tres colores producen luz blanca al combinarse en cantidades iguales.  El color de un objeto también se afecta por los colores a su alrededor.   Es por esta razón que al momento de escoger el color en que vamos a pintar una superficie es sumamente importante hacer muestras de color o tener un abanico de colores para poder ver como la luz en este determinado lugar afecta el color seleccionado.

De no ser posible hacer estas muestras de color en el lugar, es sumamente importante escoger el color en un lugar con el mismo tipo de luz que va a tener nuestro objeto o espacio.  Nunca selecciones un color en la tienda donde compras la pintura bajo luz fluorescente si no vas a pintar un espacio donde tienes este mismo tipo de luz.

El color tiene muchas otras propiedades que debemos considerar como su  valor, intensidad y su tono.  Los colores también se clasifican entre fríos y calientes.  Los colores azules, verdes y violetas están considerados como fríos mientras que el rojo, el amarillo y el anaranjado están considerados como calientes.  Los colores fríos crean ambientes relajantes y callados mientas que los colores calientes crean ambientes activos y estimulantes.

La textura aunque sea una propiedad física de un objeto puede ser alterada por la relación de las diferentes texturas en un mismo espacio, la distancia en la que se mira y la luz que la afecta.  Una textura áspera y fuerte puede parecer más suave al mirarse de lejos o al colocarle luz directa y difuminada sobre ella.

Por el contrario, la misma textura fuerte, puede parecer más áspera al mirarse de cerca y estar iluminada por uno de sus lados.  En la decoración puedes lograr que un espacio se vea moderno y amplio colocando objetos con texturas finas y acabados brillosos.  Si por el contrario, quieres lograr una decoración más acogedora y hacer que un espacio amplio se vea más pequeño utiliza texturas más fuertes.  También puedes utilizar las texturas para crear puntos de interés y énfasis en determinadas superficies dentro de la decoración.

El patrón está altamente relacionado con la textura.  El patrón puede añadirle interés a un espacio y cambiar la escala visual de un objeto o de un espacio, por esta razón debe ser utilizado con cuidado.  El uso excesivo de patrones fuertes o la mezcla de patrones diferentes en un mismo espacio puede crear un ambiente recargado, pesado y abrumador.

Como mencione, la luz es un elemento básico en la decoración.  Podemos crear ambientes, darle mayor interés a algún elemento enfatizando en su iluminación, realzar colores, patrones y texturas y  hasta afectar la percepción espacial de un espacio.

Si deseas mas información no dudes en llamar a un profesional en el diseño de interiores.  Asegúrate que este profesional este licenciado en Puerto Rico y que tenga los credenciales al día en el Colegio de Diseñadores y Decoradores de Puerto Rico.  Exige que te muestre su licencia, de este modo sabrás que su trabajo está respaldado por el colegio y el Departamento de Estado le expidió licencia al revalidar en esta profesión.

 

Esta historia fué contribuída por Wanda Torres, CODDI Lic. 1594

%d bloggers like this: