Se Registran más de 1,500 Vuelos en Aeropuertos tras Paso de María

No hay querellas por aumento en costo de pasajes

San Juan, Puerto Rico — En los primeros cinco días tras el paso del huracán María despegaron y aterrizaron alrededor de toda la Isla 881 vuelos militares y comerciales. Desde el 26 de septiembre hasta febrero de 2018 se registraron 709 vuelos de despegue en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (LMM) que administra la compañía Aerostar para un promedio de 1,590 vuelos en total.

Así lo reveló hoy el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos (AP), Anthony Maceira Zayas en vista pública de la Comisión de Turismo y Cultura del Senado presidida por el senador José Pérez Rosa en la que se evaluó la Resolución del Senado 489 a través de la cual se solicita investigar el por qué las líneas aéreas aumentaron el costo de los pasajes para salir de la Isla tras el paso del huracán María.

Según la ponencia de Puertos entre el 21 y 25 de septiembre el día de mayor auge en despegues y llegadas de vuelos comerciales y militares fue el 25 de dicho mes con 328 vuelos seguido del día anterior con 252. Estos números incluyen los vuelos privados y aquellos que se llevaron a cabo en los 13 aeropuertos que maneja AP y el LMM.

Los números de Puertos sobre los viajes comerciales que salieron del aeropuerto LMM entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre fueron 164 de los cuales 12 fueron el 26 de septiembre y que aumentaron diariamente hasta alcanzar 41 el 1 de octubre. A partir del 2 de octubre hasta febrero pasado salieron del LMM 545 vuelos comerciales registrándose su gran mayoría el segundo mes de este año con 140.

Sin embargo, el presidente de Aerostar, la compañía que maneja el aeropuerto internacional de San Juan, Agustín Arellano Rodríguez, durante el mes de septiembre, luego del huracán, los vuelos disminuyeron de 130 diarios a 10 diarios. La cantidad de vuelos ha mejorado “progresivamente de mes a mes” y a marzo pasado el aeropuerto tuvo un promedio de 100 vuelos diarios.

Sirve destacar que el LMM también se vio severamente afectado por el paso del huracán María particularmente dos de sus principales terminales que tuvieron que ser cerrados. Fue a través de sus otros dos terminales que comenzaron a llegar vuelos de ayuda humanitaria y militares y a las 48 horas luego del evento atmosféricos estaban listos para recibir vuelos comerciales.

A juicio de Arellano Rodríguez, existían “muchos obstáculos” que impedían que la transportación aérea fuera una “operación normal” entre estas que la mayoría de los aviones que venían a Puerto Rico “vacíos” pero salían de Isla llenos a capacidad. Además, y debido a la destrucción de gran parte de los sistemas de navegación y radares de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) en la Isla, la agencia federal estableció por cuatro semanas un sistema especial de reservación de turnos o “slots” para vuelos comerciales y así asegurar la distancia adecuada y segura entre aviones. Dicho sistema limitaba la cantidad de vuelos y las horas que los mismos podían aterrizar y despegar del aeropuerto. Por lo tanto, un solo avión podía aterrizar o despegar cada 10 minutos entiéndase seis por hora.

Otra cosa que para el ejecutivo de Aerostar afectó a las aerolíneas fue la falta de cuartos de hotel por lo que la FAA comenzó a transportar todas las noches a los controladores aéreos desde San Juan hasta Fort Lauderlale para que pudieran descansar. También, las aerolíneas no permitieron que sus aviones pernoctaran en la Isla ya que se vieron en la necesidad de transportar a sus tripulaciones de regreso a su ciudad de origen.

Sin querellas por aumento en pasajes

A pesar de que la reglamentación de líneas aéreas es campo ocupado por estatutos federales, el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), por voz de licenciado Pedro Bello, confirmó que no han recibido querella alguna en torno al aumento en los pasajes registrados durante el periodo de mayor emergencia. Algunos de los ciudadanos americanos residentes en la Isla que decidieron partir a Estados Unidos, particularmente a Florida se vieron en la obligación de comprar un solo boleto de avión por más de $1,500 según reveló el congresista Darren Soto en una carta al secretario de Justicia Federal, Jeff Sessions.

En la misiva, con fecha del 26 de septiembre de 2017, Soto urgió a Sessions a que investigue las razones que tuvieron las líneas aéreas para determinar el aumento en el costo de los pasajes.

“Estamos preocupados de que las aerolíneas estén elevando precio (de los boletos aéreos) ya que hay personas que están tratando de abandonar el Caribe, en algunos casos debido a necesidades urgentes de salud. Los precios han aumentado a más de $ 1,500 para un boleto de ida a Florida. Sin embargo, hemos encontrado que no todos los operadores se están comportando de esta manera”, estableció Soto en su carta.

Una de las personas que pudo palpar este hecho fue el senador Ángel Martínez Santiago, quien luego de participar de los trabajos de recuperación en su Distrito, partió en diciembre a la ciudad de Kissimmee en Florida para reunirse con familiares. Para esto tuvo que pagar $450 por un boleto de ida y $675 por otro de regreso.

“Esa desproporción en los precios…es preocupante porque eso nunca se había dado así. Entiendo que a veces puede ser un tipo de presión porque muchos puertorriqueños salieron del País no por vacaciones sino en lo que se restablecían los servicios de agua y luz en la Isla. El alza en los pasajes fue drástica lo que quizás fue un efecto dominó para otras cosas como lo puede ser el pago de las casas”, dijo Martínez Santiago.

El senador por el Distrito de Arecibo, le solicitó al presidente de la Comisión senatorial que la Resolución sea traducida al inglés y que se presente ante el Caucus Hispano de Legisladores Estatales que preside el autor de la medida, el senador Carmelo Ríos Santiago. Esto con el objetivo de que posteriormente sea discutida con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las reuniones anuales que sostiene con dicha organización.

No acudieron a la vista pública agencias de viajes citadas las cuales volverán a ser convocadas en los próximos días.

La Resolución de investigación fue radicada el 1 de noviembre pasado y se unieron como coautores los senadores de la Mayoría y de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD).