Richard Carrión pierde votación ante Thomas Bach para presidencia del COI

Personalidades del deporte y de otros ámbitos de Puerto Rico mostraron hoy su decepción al conocer que el Comité Olímpico Internacional (COI) no eligió al boricua Richard Carrión como presidente del organismo, una carrera en la que finalmente se impuso el alemán Thomas Bach.

“El resultado de la noticia nos entristece porque queríamos que el próximo presidente del COI fuera Richard Carrión”, reconoció el secretario del Departamento de Recreación y Deportes puertorriqueño, Ramón Orta, nada más conocerse que el boricua había quedado en segundo lugar, con 29 votos frente a los 49 de Bach y muy lejos del siguiente contrincante.

Para Orta, un exnadador, ya fue incluso “un reto complicado” que Carrión se postulara para tratar de convertirse en el primer latinoamericano en presidir el COI, aunque hasta el último momento todo Puerto Rico, incluso el propio Carrión, confiaba que hoy la isla fuera a hacer historia.

“Un poquito decepcionado francamente”, se declaró el propio Carrión, de 60 años, en una conferencia telefónica con la prensa puertorriqueña desde Buenos Aires, donde se llevó a cabo la elección.

En ese sentido, Carrión explicó que “quería un mejor resultado e hice todo lo que estuvo a mi alcance. Pero a veces se pierde y a veces se gana”.

“Llegué, pero aquí no hay medalla de plata lamentablemente. Siento que le fallé a mi país. Yo quería esta victoria, quería esta victoria para mi país”, reiteró el director de la Comisión de Finanzas del COI desde 2002.

Bach será el noveno presidente del COI y sucederá al belga Jacques Rogge, en el cargo desde 2001. Su primer mandato será de ocho años, renovables por cuatro más.

Bach, que en diciembre cumplirá 60 años, es el primer presidente campeón olímpico. Lo fue en florete por equipos en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976. En esa misma prueba fue campeón mundial en 1976 y 1977.

Carrión, quien dijo que engordó 15 libras durante los viajes que hizo para recabar votos de apoyo, describió a Bach como un “hombre inteligente y campeón en esgrima” y con una “importante conexión” con el Movimiento Olímpico.

“Como dije anteriormente, sí es algo que me duele. Quería esta victoria para Puerto Rico, una medalla de oro para todos. Lamentablemente aquí no hay medalla de plata”, abundó Carrión.

Pese a la mala noticia, el secretario del Departamento de Estado y expresidente del Comité Olímpico de Puerto Rico, David Bernier, defendió que los puertorriqueños tienen que “estar muy agradecidos” por el reto asumido por Carrión de tratar de relevar a Rogge tras ocho años como presidente del COI.

“Fue una lucha valiente de un buen puertorriqueño que se hizo disponible para ocupar uno de los puestos de mayor importancia en el mundo. No se pudo, pero se luchó como se supone con fuerza, con gallardía. El país debe estar muy agradecido de Richard Carrión”, enfatizó Bernier.

Por su parte, el secretario emérito de la Federación de Baloncesto Internacional de las Américas, Jenaro “Tuto” Marchand, dijo sentirse “triste” por la noticia, pero felicitó a Carrión por su postulación.

“No tengo duda de que luchó e hizo todo lo que pudo. Peleó como un general”, añadió el líder deportivo.

Bach, abogado de profesión, preside la Comisión Jurídica del COI, organismo en el que ingresó en 1991 y del que es vicepresidente desde 2006. Ya lo había sido entre 2000 y 2004. Además, desde su creación en 2006 preside la Confederación Olímpica del Deporte Alemán.

Estaba considerado el principal favorito, en competencia con Carrión, desde el momento en que confirmó que presentaba su candidatura.

La victoria de Bach prolonga la tendencia europeísta en la presidencia del COI: todos los dirigentes, con excepción del estadounidense Avery Brundage (1952-1972), han procedido de Viejo Continente.

 

%d bloggers like this: