Remonte al Rock de los 80s el Pasado Sábado en el Choliseo

This slideshow requires JavaScript.

San Juan, Puerto Rico — El pasado sábado 25 de abril el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, se dio un viaje en el tiempo hacia la década de los 80s cuando se presentó el concierto de rock de Sammy Hagar, Bret Michaels y la banda Night Ranger.

Night Ranger

Fue precisamente Night Ranger quien abrió el evento, que dio comienzo alrededor de las 8:20 pm, aún sin la mayoría del público que asistió hubiese llegado. La veterana banda de San Francisco, compuesta actualmente por tres miembros fundadores Jack Blades (bajo y vocalista), Kelly Keagy (batería y vocalista) y Brad Gillis (guitarra) y el tecladista Eric Levy y el guitarrista Keri Kelly, comenzaron con el éxito “Touch of Madness”.

Luego interpretaron “Sing Me Away”, “The Secret of My Success” y “Sentimental Street” donde Keagy comenzó la misma acompañado por Levy en el teclado. Blades expresó lo que ya es conocido, que les encanta venir a Puerto Rico y habló sobre la alegría que sintieron cuando vieron a San Juan en su itinerario.

Acto seguido, dijo que había algo diferente desde la última vez y eso era la adición de Keri, el exguitarrista de Alice Cooper por 10 años, y lo invitó a que tocaran algún éxito del veterano ícono del rock, y la canción fue el super éxito “School’s Out” el cual fue del deleite de los presentes.

Luego interpretaron el tema “High Road”, de su nuevo disco que lleva el mismo nombre, seguido por el super éxito “High Enough”, tema de la otrora super banda Damn Yankees, de quien Blades llegó a ser cantante en los 90s.

Finalizaron con el cuarteto de sus mayores éxitos, “When You Close Your Eyes”, “Don’t Tell Me You Love Me”, “Sister Christian” y “Rock In America”. El público se mantuvo de pie desde que interpretaron “Schools Out” y despidieron a la banda con un sonoro aplauso.

Bret Michaels

Alrededor de las 9:55 pm Michaels entró al escenario lleno de energía y preguntándole al público tres veces si estaban listos para el Rock N’ Roll. Esa energía del excantante de Poison se pasó al público presente que se puso de pie y no se volvió a sentar hasta el final de su intervención.

Michaels tocó mayormente éxitos de su exbanda y comenzó con el tema “Talk Dirty to Me”, seguido de “Look What The Cat Dragged In” y “Ride The Wind”. Luego interpretó su rendición del super éxito “Sweet Home Alabama” de la banda de rock Lynyrd Skynyrd, indicando que será parte de su nuevo álbum “True Grit”.

Michaels completó su corta presentación con los éxitos de Poison “Momma Don’t Dance”, “Every Rose Has Its Thorns” en la cual exhortó a los presentes a sacar su celulares y grabarla, y finalizó con el mayor éxito de la banda, “Nothing But A Good Time”.

Michaels se mostró bien agradecido del público y su energética participación dejó al público queriendo más. Al menos los fanáticos no tendrán que esperar mucho ya que mencionó que regresará en diciembre.

Sammy Hagar

El veterano “Red Rocker” entró a escena alrededor de las 10:55 pm, exhibiendo un video en el cual mencionaba sus cuatro décadas en la música y una cobertura de los éxitos musicales que ha cosechado desde sus tiempos con Montrose, Van Halen y como solista.

Antes de entrar a escena se presentó a cada uno de los miembros de la banda, el guitarrista Vic Johnson, Jason Bonham, hijo del fenecido exbaterista de Led Zepellin John Bonham, y el bajista Michael Anthony quien fuera el bajista por años de la banda Van Halen.

Comenzó su intervención con su éxito “One Way To Rock” ante la aceptación del público, luego interpretó “Rock Candy” de sus tiempos con Montrose en los 70s, y el éxito “Good Times Bad Times”, el cual es una canción de rock pesado y en el cual cada uno de los músicos pudieron exhibir sus grandes habilidades con sus instrumentos.

Luego vino el éxito “Poundcake” de sus tiempos con Van Halen, seguido de su mayor éxito comercial “55” y “Right Now” también de su tiempo con Van Halen. Siguió con “Whole Lotta Love”, “Little White Lie” y su rendición del tema de Led Zeppelin “Levee Breaks”, durante el cual había una imagen del Zeppelin en la pantalla.

La energía del público había bajado sustancialmente, pero al empezar la interpretación del super éxito “Why Can’t This Be Love” también de sus tiempos con Van Halen, el público volvió a ponerse de pie. Hagar concluyó con los temas “Run Around”, “Heavy Metal” y “Mas Tequila” antes de cerrar su presentación con una interpretación acústica de “Dreams” también éxito de Van Halen.

La noche fue definitivamente de Michaels y Night Ranger, la presentación de Hagar fue una que ya sea por la falta de conocimiento del público de muchos de sus éxitos y que no les atraían, fue altamente energizada cuando interpretaba éxitos de su estadía con Van Halen.

Lo que sí llegó a ser, fue una noche en la que los fanáticos, en su mayoría de edades de 40 en adelante, pudieron remontarse a su época de rock dorado de los 80s.

 

%d bloggers like this: