“Piano Man” de Raúl Di Blasio, una exquisita bohemia musical

This slideshow requires JavaScript.

San Juan, Puerto Rico — Con una gran emoción por estar de nuevo en lo que denominó como su casa, se presentó en la Sala de Festivales Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes en Santurce, Raúl Di Blasio en su concierto Piano Man, la noche del sábado, 5 de septiembre de 2015. En un ambiente íntimo y bohemio, frente a una concurrida sala, Di Blasio deleitó a todos los presentes con sus más selectos éxitos musicales y otras peticiones especiales con las que complació al público que asistió a esta gran velada musical.

Di Blasio, conocido internacionalmente como el Piano de las Américas se presentó en el escenario inicialmente solo acompañado de su piano, vistiendo una chaqueta de brillo negra para interpretar un popurrí de canciones puertorriqueñas como Verde Luz, En mi viejo San Juan y Cumbanchero. Concluida esta introducción musical, que complació a todos y presagiaba lo que vendría. Se cambia de chaqueta y se abre la cortina para descubrir la presencia de los músicos que le acompañaron en esta extraordinaria jornada musical.

Noche inolvidable que continuó con el virtuoso pianista haciendo gala de su gran talento, no solo como músico sino al interactuar de forma muy amena con la audiencia. Con quienes bromeó, conversó, contó anécdotas, historias y regaló rosas rojas como lo hace un amigo que no vemos muy seguido. Di Blasio complació sobremanera a los espectadores con la interpretación de temas como Barroco, Piano Man, Melissa, Corazón de niño, arrancando entusiastas aplausos. A los acordes de Verde luz, Amor eterno y Hasta que te conocí, los presentes acompañaron a una voz y con sus palmas al famoso pianista argentino.

Contó historias a través de las notas de su piano que forman parte de la vida de sus fanáticos, quienes por más de 20 años de carrera musical le han seguido. Acompañado por seis talentosísimos músicos, entre ellos, uno de sus hijos. El afamado pianista continuó con el banquete de éxitos musicales con Amor de hombre, “Sound of music”, No hay nada más difícil que vivir sin ti, Donde estará mi Primavera, Si no te hubieras ido, “The legend of 1900” y “Don’t cry for me Argentina”, entre otros temas. Cabe destacar la participación de Gabriel Fernández en el bandoleón, al acompañar a Di Blasio en las piezas El día que me quieras, que le valió la primera ovación de la noche; Por una cabeza, La cumparcita y Oblivion. Fernández, esa noche estaba de cumpleaños y aprovecharon la ocasión para entre todos cantarle Cumpleaños feliz. Momento de singular simpatía se vivió cuando Di Blasio subió al escenario a un fanático y lo sentó junto a él para complacerlo con la interpretación del tema Penélope. Arrancando entusiastas aplausos del público reunido en la Sala de Festivales.

Por otra parte, Di Blasio reconoció entre la audiencia la presencia de amigos especiales, entre ellos Cucco Peña, Marilyn Pupo, Dña. Sila María Calderón, ex gobernadora de Puerto Rico y a Rafo Muñiz, a quien agradeció y destacó ser el único productor que ha entendido el concepto de su música y carrera en el piano cuando en sus inicios no se contemplaba la música instrumental de la forma que hoy se aprecia.

Con una sencilla escenografía complementada por una pantalla al fondo del escenario donde se proyectaron gráficas e imágenes abstractas, juegos de coloridas luces y el sonido que logró escucharse claro y diáfano luego de superar un pequeño inconveniente al inicio del concierto y que fue tomado con muy buen talante por el pianista. Asunto que más adelante comentó de forma jocosa en una de sus tantas conversaciones con el público.

Raúl cautivó a la audiencia desde el principio en su escogido de éxitos musicales. Y ofreció una noche exquisitamente magistral que no queríamos terminara. Di Blasio, se mostró sumamente agradecido y complacido con el cariño de los puertorriqueños porque aquí reconoció y agradeció hace veintitrés años inició su carrera musical para el mundo. ¡Raúl, bienvenido a casa!

 

%d bloggers like this: