Chucho Avellanet Obsequia Banquete Romántico en el Teatro Tapia

San Juan, Puerto Rico — Con una majestuosa sala llena a capacidad de una audiencia de románticos y boleristas en el Teatro Tapia, se presenció un recorrido de la trayectoria artística de uno de los cantantes más querido de Puerto Rico. En el Día Internacional del Amor y la Amistad, Chucho Avellanet desplazó su cuerpo y alma con toda la emoción que lo caracteriza.

Trazando un viaje a través del tiempo, en un sencillo y elegante escenario, este extraordinario artista logró enamorar a su público recordando sus mayores éxitos como “Mil Violines”, “Se Acabó”, “Está Noche Está Para Boleros”, “Qué Será”, “Magia Blanca” y muchos más. Demostró su innato y acostumbrado talento para el amor, la pasión y el sentimiento.

Comenzando el espectáculo con la canción “Bailando” de Enrique Iglesias y Gente de Zona, el artista demostró que, aunque es conocido mayormente por un género de música en específico, tiene el talento y devoción para compartir otros géneros contemporáneos con facilidad.    Otras canciones de nuevos géneros interpretadas fueron “Hasta Que me Olvides” de Luis Miguel y “El Sol No Regresa” de la Quinta Estación. La audiencia estaba completamente entusiasmada con nuestro Chucho, la cual le compensó con aplausos y con una ovación de pie total de la sala al finalizar el espectáculo.

Además, deleitó al público con canciones de amigos compositores y artistas como Juan Luis Guerra, José Feliciano, Amaury Gutiérrez, Roberto Cantoral y Johnny Tedesco. El artista demostró un excelente dominio del escenario e inclusive con varios pasos de baile. Nos comentó, con una enorme sonrisa, que le había tomado tres (3) meses en aprenderse los pasos de baile.

Entre canciones, con su jocosa y cómica personalidad, nuestro Chucho conversó con su público haciendo referencia al escenario, a sus historias y trayectoria, a sus amigos artista y vivencias con éstos e inclusive haciendo chistes. Compartió una vivencia que tuvo con un íntimo amigo, José Feliciano, donde éste contaba como hubiese deseado haberse casado con una mujer ciega para así poder ahorrar luz en su casa.   Luego interpretó una canción del señor Feliciano imitando al mismo con cariño y respeto.

Con el apoyo de su hijo, yerna y nietos conquistó la sala y arrasó con nuestros corazones.

%d bloggers like this: